¿Cómo elegir la mejor hipoteca?

Tarde o temprano muchos vamos a pasar por esta situación y tendremos que hacernos esta pregunta. El importe medio de una hipoteca en España es de unos 116.000 euros a 23 años. Esto supone un desembolso al mes de unos 500 euros. A partir de aquí, ¿qué hipoteca es la mejor?

No existe la hipoteca ideal
Cada persona es un mundo y cada hipoteca también. No puedes guiarte por aquella que se ha decantado un familiar porque es posible que a ti no te convenga. Es importante es saber cuál es el importe que se va a solicitar y cuánto podemos pagar mes a mes sin desajustar la economía familiar.

Compara
Decantarse por la primera oferta que pongan delante es poco menos que jugar a la ruleta rusa con las finanzas personales. Hoy en día existen muchas páginas web en las que puedes hacer simulaciones reales. Por lo que de un solo vistazo puedes ver cuánto te va a costar tu importe hipotecado al mes. Va a depender de si es una hipoteca a interés fijo o variable. También hay que tener en cuenta a cuánto tiempo queremos devolver el préstamo.

Cuánto tengo que tener ahorrado
Como sabéis hoy en día las hipotecas no financian más allá del 80% del valor más bajo entre la compraventa o la tasación de la vivienda. El resto del importe se tendrá que sufragar con ahorros previos. Además existen una serie de gastos de compraventa y de escrituración que pueden llegar a alcanzar hasta un 15% de la compraventa.

Negociar la hipoteca
Las hipotecas no son un producto cerrado, sino que las entidades adaptan sus tarifas al perfil económico de cada solicitante. Si se dispone de un buen perfil o de grandes garantías se estará en una buena posición para negociar con el banco. Si el banco de toda la vida brinda peores condiciones que la competencia, es posible que esté dispuesto a igualar -o incluso mejorar- la oferta ajena con el fin de conservar al cliente.

Estar seguro de ello
No hay que firmar nada que no se tenga claro, bien porque no termine de convencer o porque no se sepa con exactitud a qué se refiere un punto en particular. Durante el proceso de firma conviene pedir la FIPER (ficha informativa personalizada), donde la entidad explica la oferta que propone.

¿Y si soy uno de los afectados por la cláusula suelo?

Como todos sabemos son muchos los afectados por la cláusula suelo que todavía tienen dudas sobre la eliminación y devolución de los intereses pagados de más por las cláusulas suelos. Aunque, como sabéis, podéis acudir a nosotros y estaremos encantados de atenderos os daremos unas claves.

En primer lugar hay que saber si nuestra hipoteca está afectada por la cláusula suelo. Es un paso muy sencillo, simplemente cogiendo el recibo del banco se puede saber si estamos afetados por ellos. Hay que mirar el tipo de interés que aplican: si supera el valor del Euribor más el diferencial (estará en el contrato), es que la hipoteca tiene suelo.

Seguidamente es necesario presentar por escrito una reclamación a la entidad mediante burofax o entrega sellada para dejar constancia expresa de la fecha de la reclamación y su contendido. Asimismo se debe exigir el pago inmediato integro de todas las cantidad pagadas desde la firma de la hipoteca, sin aceptar nada de lo que propongan. Es necesario saber que la gente que tiene cláusula suelo debe reclamar sí o sí ya que el banco no te va a devolver nada que no se haya reclamado.

Es necesario saber que, en teoría, se pueden reclamar al banco intereses sobre el exceso cobrado. Lo que sucede es que esta petición, en la práctica, solo se hace cuando todo ha trascendido ya a instancias judiciales, es decir, cuando se ha presentado la demanda y el banco ha sido condenado. Entonces si se pueden reclamar los intereses.

La cantidad que se puede recuperar es muy variable, y va a depender de muchos factores, como el porcentaje de suelo, el importe de la hipoteca o, sobre todo, los años.

Como veis en teoría no es un proceso complicado pero lo que es necesario es contactar con un abogado para poder llegar hasta el final y conseguir todo lo que el banco nos reclamó en su día de manera no muy limpia.