Archivos de la categoría: Guías prácticas

Separación de bienes y liquidación de sociedad de gananciales

Cuando se está preparando una boda uno de los aspectos que suele salir a relucir es el tipo de régimen en que las parejas pueden casarse: el de gananciales y el de la separación de bienes. 

El objetivo de la separación de bienes no es otro que la pareja pueda proteger su patrimonio antes y después del matrimonio. La separación de bienes es, fundamentalmente, un régimen económico matrimonial. Por lo general, el régimen de separación de bienes es el elegido por aquellas parejas cuyos miembros quieren tener la garantía de que, en caso de producirse un divorcio, van a conservar la totalidad de su patrimonio propio.

La separación de bienes se centra en cualquier propiedad, real o personal, adquirida tanto antes del matrimonio como durante el mismo, así como por donación o herencia durante el matrimonio, o durante el matrimonio con fondos de propiedad. Además, cualquier ingreso hecho de la propiedad separada de un cónyuge durante el matrimonio generalmente también se considera dentro de la separación de bienes.

Es posible que a la hora la elección de este régimen económico cause polémica dentro de la pareja, ya que cuando te casas lo haces todo por amor, un amor ciego e infinito (aunque esto lo dejaremos para otro momento :)).

Cuando se quiere hacer una separación de bienes, debes registrar lo que se conoce como “capitulaciones matrimoniales”. Se inscribe en el Registro Civil junto con el matrimonio.No es más que un documento, que se firma ante notario, necesario si se quiere optar por este tipo de régimen. Se puede hacer antes o durante el matrimonio. Al fin y al cabo, es un contrato y, como tal, se puede establecer, modificar o sustituir siempre en base a su régimen económico.

Para llevarlo a cabo es necesario:

1. Ir a una notaría para redactar, con ayuda siempre de un abogado espero, el documento.

2. Entregar el documento al notario y, si la pareja no se ha casado debe saber que tiene un plazo inferior a 12 meses para que no pierda la validez.

3. Inscribirse junto a su pareja en el Registro Civil bajo el régimen de separación de bienes.

La liquidación de gananciales

Como ya hemos hablado antes, la otra opción cuando te casas es hacerlo en régimen de gananciales. Pero puede ocurrir que el matrimonio no haya llegado a buen puerto por lo que hay que realizar la liquidación de gananciales. Esto ocurre cuando:

1. El matrimonio se disuelve

2. Es declarado nulo

3. Se acuerda una separación legal

4. Ambos cónyuges convengan un régimen económico distinto en la forma prevenida en el Código Civil.

Mediante la sociedad de gananciales, los cónyuges ponen en común las ganancias y beneficios obtenidos por cualquiera de ellos durante el matrimonio. 

La liquidación de gananciales podrá efectuarse en dos momentos diferentes: Durante el divorcio o Con posterioridad a éste. Y se puede hacer o bien, de mutuo acuerdo o de forma contenciosa.

Debes saber que el reparto de bienes gananciales no es automático sino que se reparten en el mismo momento en que se lleva a efecto la liquidación del régimen de gananciales.

A partir de la sentencia de divorcio, la sociedad de gananciales queda disuelta, de forma que los bienes y deudas que adquiera a partir de ese momento cada uno de los cónyuges serán privativos.

Como veis es un tema complejo que requiere de una persona experta para hacer frente. Si esta es tu situación y estás buscando abogado puedes ponerte en contacto con nosotros:

📞 📞 653 39 49 79
📧📧luis_gallardo_derecho@hotmail.com
🏠🏠Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz

¿Qué pasa si heredo una vivienda con hipoteca?

Cada vez es más frecuente renunciar a las herencias por todo lo que conlleva. Son muchos los cálculos que hay que hacer ante una situación de tal calibre y es que, aunque parezca mentira, el año pasado los españoles renunciaron a una de cada 10 herencias que recibieron de sus difuntos. Si en 2017 las renuncias fueron unas 42.600, en 2018 no se aceptaron 46.679 legados, un 8,6% más. Una cifra que se ha multiplicado por cuatro desde 2007.

Nosotros te vamos a dar unas pinceladas para aclararte un poco las dudas que puedas tener.

– Lo primero de todo es informarse. Para ello, deberá acudir a un profesional y saber a ciencia cierta quienes son los herederos. Una vez establecimos éstos, hay que ver todo el patrimonio y solvencia del fallecido. Con todo ello, hay que calcular los impuestos. Por suerte, en muchas Comunidades Autónomas cada vez se pagan menos. En Extremadura, concretamente, se paga (dímelo si lo sabes por fa).

– Una vez calculado todo hay que saber si el activo, es decir, el conjunto de los bienes y derechos del difunto, supera al pasivo, que son las obligaciones a las que debía hacer frente. Si la hipoteca está prácticamente pagada, lo lógico es que se acepte la herencia y que los herederos hagan frente al pago del préstamo. Eso sí, debes saber que todos los herederos deben responder indistintamente del importe total de la deuda. Ahora bien, si el único activo de la herencia es la hipoteca y se acepta, hay que saber que lo mejor es vender la vivienda aunque a veces todo lo obtenido vaya a pagar las deudas. Al final, no merece la pena y lo único que trae son problemas y noches sin dormir.

– Es posible que no te interese la herencia. En ese caso, renunciar es sencillo. Basta con una declaración formal realizada ante el notario.

Lo que si es cierto y para evitar sorpresas de última hora es que siempre, siempre, debemos ponernos en manos de profesionales que nos asesore en cualquier tema. En Gallardo Abogados trabajamos con una amplia trayectoria, y estamos encantados de poder ayudarte en lo que necesites.

Comisiones por posiciones deudoras

Si tienes un préstamo hipotecario o personal (ya sea para reforma de una vivienda, o adquisición de un vehículo…) cuenta corriente o tarjetas, seguro que tienes la cláusula de comisión por posiciones deudoras. Es importante que este matiz lo revises en tu contrato porque te puedes encontrar sorpresas.
 
Y es que cuando no abonas una cuota de dicho préstamo o no hay dinero en el banco solo por el hecho de que la cuenta se ponga en números rojos , el banco te cobra una comisión de entre 12 y 40 euros por reclamación de posiciones deudoras vencidas. Esta comisión va generando intereses que por lo que la deuda se va haciendo mucho más grande. Tener una cuenta en descubierto o dejar de pagar una cuota puede salir muy caro, ademas, si no hacemos frente a la deuda ésta va incrementándose y cada vez que el banco nos liquide la cuenta el importe de las comisiones y los intereses serán cada vez mayores.
 
La inmediata consecuencia de dicha abusividad, es la nulidad de la cláusula, lo que conlleva la restitución de las comisiones cargadas por el banco, junto con los intereses, conforme al art 6.3 y 1.303 del código civil.
 
Es importante saber que se puede conseguir la nulidad de dicha cláusula para que sea expulsada del contrato que tienes con tu banco y así recuperes los importes que te correspondan, como ocurre en cualquier cláusula abusiva.
Si crees que puedes encontrarte en esta situación puedes consultar tu situación con nosotros en nuestro despacho de abogados. Nos encontramos en:Comisiones por posiciones deudoras

📞 📞 653 39 49 79
📧📧luis_gallardo_derecho@hotmail.com
🏠🏠Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz

¿Qué son las tarjetas revolving?

Además de las tarjetas de crédito convencionales, muchas entidades proponen tarjetas de pago aplazado o tarjetas revolving. Ojo y cuidado con los riesgos que son muchos.

Las tarjetas revolving son unas tarjetas de crédito que solo tienen la opción de pago aplazado, es decir, todas las compras que se paguen usando una de ellas se aplazarán con sus correspondientes intereses, obligando al usuario a estar permanentemente endeudado sin necesidad. Existen varias formas de pago:

Pagar una cantidad fija mensual. El cliente fija el importe que quiere pagar cada mes con independencia del gasto mensual de la tarjeta. El importe a pagar siempre es el mismo y si el gasto es mayor, se acumulará en el crédito dispuesto

Pagar un porcentaje de la deuda pendiente. En este caso el consumidor paga cada mes un porcentaje del crédito consumido, con una cuantía mínima por recibo.

En este tipo de tarjetas es muy importante informarse de cómo va a amortizarse la deuda, y la primera elección es en qué plazo.  Si se opta por el pago total en cualquier fecha que elijamos las entidades no suelen cobrar intereses. Pero si el pago es a plazos se generan intereses, los cuales suelen ser bastante altos.

Las entidades animan a usar este tipo de tarjetas pero realmente no informan de sus peculiaridades. Te aconsejamos que las evites ya que te obligan a estar endeudados sin necesidad. Si en tu entidad te han ofrecido este tipo de tarjeta o si estás pensando en usarla, nosotros podemos informarte de sus riesgos.

Si estás harto de pagar cuotas y cuotas y ver cómo la deuda no baja, llámanos y podremos asesorarte de cómo poder anular la tarjeta y solo pagar por lo que realmente has gastado, evitándote así el pago de los intereses. Puedes encontrarnos, como siempre, en el teléfono 653 39 49 79, escribirnos a luis_gallardo_derecho@hotmail.com o visitarnos, mediante cita previa. Estamos en Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz.

Cuáles son las comisiones más cara de los bancos

Los bancos cobraron en comisiones a sus clientes más de 20.000 millones de euros en 2018. Por lo que se estima que cada consumidor paga una media de 200 euros en costas a su banco por los servicios más básicos

La comisión de mantenimiento es la más cara de las comisiones de una cuenta, con una media de 53 euros anuales. Por otro lado, la comisión por descubierto, es otra de las comisiones bancarias con un precio más alto. Suelen cobrar un mínimo de 12,70 euros, además de 30 euros por reclamación de posiciones deudoras.  Estas comisiones podrían eliminarse de los contratos de cuentas corrientes y tarjetas, por lo que ya no se podrían cobrar dichos cargos a los clientes.

La comisión mínima por transferencias en la zona euro que aplican los bancos es de media de 2,30 euros por transacción, mientras que las que se realizan en otra divisa pueden superar una comisión de entre 20 y 30 euros.

Otra comisión a tener en cuenta es la que los bancos cobran al retirar efectivo en cajeros ajenos. Si se trata de cajeros nacionales, se cobrarán en la mayoría de casos la comisión que aplique el cajero, mientras que si se retira en un cajero internacional, la comisión mínima media es 2,60 de euros.

Por no hablar de las comisiones de las tarjetas con un coste medio de 22 euros. La mayoría de los bancos tradicionales permiten eliminar alguna de las comisiones no sin nada a cambio. Por lo general, el cliente debe vincular la nómina, los recibos o realizar movimientos en la cuenta.

En el caso de las cuentas online, esto cambia, ya que hay muchas que están exentas de comisiones. Pero siempre aconsejamos leer la letra pequeña, por lo que pueda pasar.

Si se encuentra en esta situación debe saber que puede ponerse en contacto con este despacho para recibir asesoramiento gratuito y puedes encontrarnos en el teléfono 653 39 49 79, en la dirección de correo electrónico luis_gallardo_derecho@hotmail.com o en la Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz.

Qué hacer después de sufrir un accidente de tráfico

Quizás te has hecho muchas veces esta pregunta y es que, sabrías qué hacer después de sufrir un accidente de tráfico.  Los atropellos a peatones representan el 20 por ciento de la mortalidad por accidentes de tráfico, por lo que son más frecuentes de lo que parece. Muchas veces vamos distraídos y, además, la llegada de los móviles, lamentablemente, incrementa las distracciones al volante, lo que aumenta el riesgo de atropellar a un peatón si no prestamos la suficiente atención a la carretera en ciudad. 

Por desgracia ninguno estamos a salvo al cien por cien de vernos involucrado en una situación así. Así que lo más importante si te encuentras implicado en una situación así debes saber que para poder reclamar una compensación se necesitan seguir unos pasos.

Para muchos existe un gran desconocimiento de cómo actuar si estás implicado en un atropello. Nosotros vamos a intentar explicarlo en este artículo.

En cualquier accidente, lo primero que hay que hacer es llamar al 112 para que los afectados reciban la atención médica oportuna. Además también debes llamar a la Policía, para poder establecer la culpabilidad de las partes, algo vital si se quiere reclamar. Es muy importante buscar testigos que corroboren los hechos así como hacer un informe médico para presentar como prueba ante el juez de las lesiones sufrida.

Muchas veces, los accidentes terminan en los juzgados y es por ello que te aconsejamos que contactes con un abogado. Un profesional siempre será capaz de resolverte todas las dudas así cómo actuar de la mejor manera posible. Lo que sí es cierto es que, en cualquier caso, será mucho más fácil para el afectado estar acompañado de un experto en la materia.

Nosotros trabajamos para ello así que siempre que quieras puedes encontrarnos en teléfono 653 39 49 79, en la dirección de correo electrónico luis_gallardo_derecho@hotmail.com o en la Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz. Siempre estaremos encantados de colaborar con ustedes.

¿Puedo reclamar los gastos hipotecarios si mi hipoteca está cancelada?

Seguro que más de una vez te has preguntado si es posible reclamar los gastos o cláusula de una hipoteca o préstamos personal ya cancelado. Sobre este tema hay mucho que hablar, y nos centramos ahora en la provincia de Badajoz, que, al fin y al cabo, es la que nos afecta.

Hasta el año pasado el cliente que tenía un préstamo personal o hipotecario podía reclamar al banco las cláusulas suelo o los gastos de dicho préstamos. Lo normal es que el cliente obtuviera la nulidad de las cláusulas y la devolución de las cantidades que les correspondiera y los profesionales intervenientes (abogados y procuradores) quedarían satisfecho sus honorarios a través de las costas procesales, las cuales abonaría el banco.

Sin embargo, el año pasado, la Audiencia Provincial de Badajoz cambió de criterio y dijo que, si una persona tenía un préstamo cancelado, no había ya relación jurídico-económica entre el banco y el cliente, por lo que no era posible demandar. Aún así, el cliente estaba en todo su derecho de demandar, pero lo normal es que el juzgado no le diera la razón y además, tuviera que pagar las costas del juicio.

Pero la jurisprudencia ha vuelto a dar un vuelco. No hace más de una semana, ha salido una sentencia que recurre el criterio anterior. Es decir, la justicia le vuelve a dar la razón al cliente con un pero. Y es que el cliente puede demandar los gastos o cláusula siempre y cuando no hayan transcurrido más de 4 años de la cancelación. Por lo tanto, aquellas personas que hayan cancelado la hipoteca desde el año 2015 en adelante puede lanzarse a demandar la nulidad de la devolución de suelo o gastos. Con total seguridad, la justicia le dará la razón. Sin embargo, si han pasado más de este periodo dictado, lamentamos informarle que ha prescrito la posibilidad de poder reclamar nada.

Si usted se encuentra en esta situación, debe saber que estamos para ayudarle e informarle en todo lo que necesite.

 

Te resolvemos las dudas sobre las herencias

Cuando estamos ante una herencia son muchas las preguntas que se nos viene a la mente. ¿Es bueno hacer testamento? ¿Qué diferencia hay con la declaración de herederos? ¿Puedo cambiar mi testamento?

En este artículo vamos a ayudarte y resolver las dudas más frecuentes sobre este tema. Eso sí, cualquier otra cuestión, somos todo oídos.

¿Es mejor hacer testamento? Si estás pensando en hacer testamento, te aconsejo que lo hagas. Además, es importante saber que si no tienes herederos y tampoco testamento será la Comunidad Autónoma en la que vivas la que herede todo. Por el precio no tienes que preocuparte, son solo 40 euros.

¿Puedo cambiarlo si ya lo tengo hecho? Sí, puedes cambiarlo tantas veces como quieras y no es necesario que vayas a la misma notaría.

¿Cómo puedo conocer su contenido? En vida del testador nadie puede conocerlo excepto él siempre que no hayas sido autorizado. Una vez fallecido, puede obtener una copia del testamento acudiendo a la notaría dónde se encuentre depositado el original.

¿Testamento o declaración de herederos? Son cosas diferentes. El testamento es documento -normalmente notarial- que hace una persona, nombrando a sus herederos. La declaración de herederos, por su parte, es documento notarial que es necesario obtener cuando una persona ha fallecido sin hacer testamento. En el notario dicen quiénes son los herederos de una persona.

¿Cuándo se hace la lectura? Cuando alguien fallece, debe saber que el notario no llama a los familiares para leer el testamento. En este caso, son los interesados tienen que realizar los trámites para obtener una copia del testamento.

Si quiero beneficiar a uno de mis hijos, ¿puedo hacerlo? Sí, el testamento se divide en tres partes iguales: la legítima, el tercio de mejora, se puede utilizar para dejar a un hijo, a un nieto o un bisnieto (solo a los descendientes) una tercera parte de la herencia,  y el de libre disposición, se puede usar sin restricciones, también se puede beneficiar al mismo hijo con esta parte.

¿Tengo derecho a rechazar una herencia? Sí, pero debe saber que hay que hacerlo ante un notario o juez.

Si tiene alguna duda o quiere profundizar en algún tema siempre puede ponerse en contacto con nosotros que estaremos encantados de atenderles.

 

Cláusulas abusivas: un nuevo frente abierto

Hay un nuevo frente abierto con las entidades bancarias, las cláusulas abusivas. En muchos casos, los bancos te «obligaban» a contratar un seguro de vida con ellos como condición para conceder la hipoteca, una práctica muy habitual pero no muy ética.

Se calcula que podría haber más de medio millón de afectados por estas prácticas que se suman a los millones de personas que han acudido a la justicia en el último año y medio para pedir compensación por las condiciones abusivas de la hipoteca. Todo un varapalo para el sector bancario, que hasta el pasado marzo ya había devuelto a los consumidores casi 2.100 millones de euros por haber aplicado cláusulas abusivas a las hipotecas.

Hasta tal punto ha crecido el número de afectados por cláusulas abusivas que se han abierto juzgados especializados en ellas y, en principio, estarán en funcionamiento hasta finales de este año.

La afluencia de demandas por parte de los clientes bancarios está siendo tan elevada, que apenas se han resuelto un 15% de los casos. En los primeros nueve meses de actividad, los 52 juzgados provinciales recibieron más de 208.000 reclamaciones, aunque se resolvieron menos de 30.000. Según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en el 98% de los casos la justicia da la razón al cliente.

Si crees ser uno de los afectados por este tipo de cláusulas puedes ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

Llegados a un divorcio, ¿sabemos cómo llegar a la liquidación de gananciales?

El divorcio implica la disolución de la sociedad de gananciales pero no implica su liquidación, es decir, el reparto de los bienes. Sin embargo, lo normal es que se haga. Ahora bien, ¿sabemos los pasos que hay que dar?

La liquidación de los gananciales puede hacerse en el convenio regulador, pero ello no quiere decir que deba hacerse necesariamente en el mismo, pues el art. 90 CC  no la impone con carácter obligatorio. En consecuencia, en el supuesto de que no se haga en el convenio, el documento adecuado para practicarla es la escritura pública de liquidación.

La forma de efectuar esta liquidación es por medio de un inventario de los bienes que conforman el matrimonio, es decir, hacer una relación de todos los bienes comunes del matrimonio y determinar un valor para cada uno de ellos. En caso de no existir ni acuerdo ni voluntad de llegar al mismo, se podrá activar judicialmente. Se deberá seguir para ello lo marcado por la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Además de los bienes, hay que tener en cuenta las deudas de la pareja, como una hipoteca. Tras ello, se calcula la diferencia y lo que queda es el patrimonio neto matrimonial.

Una vez llegamos a esta conclusión el siguiente paso es dividir tanto los bienes como las deudas, si las hubiera, dividirlos entre los dos y les corresponderán una cantidad idéntica. De esta manera se adjudica un lote a cada uno que debe ser el mismo, siendo cada uno de los cónyuges el único titular de cada uno de los bienes y derechos adjudicados.

Aunque pueda resultar fácil lo cierto es que no es tan sencillo sobre todo cuando hay deudas de por medio. Por ello, siempre lo mejor es contactar con un profesional y en Gallardo Abogados estamos a vuestra disposición para todo lo que necesitéis.