¿Problemas con la herencia? Aquí el procedimiento que hay que seguir

Herencia

En nuestro despacho de Abogados de Familia contamos con los mejores profesionales en cualquier asunto que tenga que ver con Herencias y testamentos, y en general con el Derecho Hereditario.

Atendemos cualquier consulta jurídica que pudiera plantearse al cliente de una forma rápida, económica y eficaz, sobre cualquiera de las siguientes materias: testamento, declaración de herederos, cuadernos particionales, tramitación y gestión de inscripción de la herencia en los registros de la propiedad, procedimiento judicial de declaración de herederos y reparto de herencia.

Derecho hereditario

Los artículos 609 a 1.087 del Código Civil regulan las diferentes formas de adquirir la propiedad. Una de estas formas de adquirir la propiedad es mortis causa, es decir, a través de la herencia de una persona fallecida.

Implica la sustitución en todas las relaciones jurídicas de una persona por otra que ocupa la posición jurídica del anterior fallecido. Es decir, que la sucesión implica tanto bienes y derechos de la persona fallecida como obligaciones que no se hayan extinguido por la muerte.

  • La sucesión puede ser a título universal o particular. La primera es por la que se transmite la totalidad de las relaciones jurídicas del fallecido de una sola vez. La segunda es por la que se transmiten relaciones jurídicas concretas, normalmente a través de un legatario.
  • La sucesión puede ser abintestato, cuando el causante ha hecho testamento, o intestada, cuando no existe testamento al momento de la muerte del causante o el que hay es nulo.

Herederos

-Artículo 657 Código Civil: “Los derechos a la sucesión de una persona se transmiten desde el momento de su muerte”.

-Artículo 660 Código Civil: “Llamase heredero al que sucede a título universal, y legatario al que sucede a título particular”.

-Artículo 661 Código Civil: “Los herederos suceden al difunto por el hecho sólo de su muerte en todos sus derechos y obligaciones”.

Ha de tenerse en cuenta que la normativa establece obligatoriamente herederos forzosos, a los que no se puede excluir de la herencia, salvo por causa legal. Solo si el causante no tuviera herederos forzosos podría disponer de sus bienes con total libertad, excepto con las limitaciones que la ley le impone.

El artículo 807 del Código Civil establece que “son herederos forzosos”:

  • Los hijos y descendientes respecto de sus padres y ascendientes.
  • A falta de los anteriores, los padres y ascendientes respecto de sus hijos y descendientes.
  • El viudo o viuda en la forma y medida que establece este Código.”
  • Pueden suceder, tanto a título universal (herederos) como a título particular (legatarios) todos aquellos que no estén incapacitados por ley. En concreto, todas aquellas nacidas o concebidas al tiempo de la apertura de la sucesión y que sobrevivan al causante.
  • Legado: Es una disposición a título particular dejada en un testamento, por el cual el causante dispone de uno o varios bienes concretos o derechos, que le entrega al legatario para después de su muerte.

HerenciaProcedimiento de herencia

Cuando una persona fallece lo primero que se debe realizar es la averiguación de si el fallecido hizo o no testamento. Esto se hace obteniendo, acompañando el certificado de defunción, el certificado de últimas voluntades.

Una vez obtenido esto podemos tener dos situaciones: que haya testamento o que la persona fallecida no lo haya dejado, o bien sea nulo.

  • Si hay testamento habrá que localizarlo y pedir una copia autorizada. Posteriormente habrá de realizarse el trámite de la aceptación de la herencia, lo que deberá realizarse ante notario.
  • Si no lo hay se debe iniciar un procedimiento de declaración de heredero

Para ello se debe realizar un inventario y valoración de los bienes del difunto, y con ello elaborar un Cuaderno Particional, donde se hace el reparto de los bienes de la herencia entre herederos, forzosos y voluntarios, dependiendo de los que haya, y legatarios. Lo habitual es que sea un documento privado que se ratifica luego ante notario.

Si no existe acuerdo entre los herederos sobre cómo repartir o valorar la herencia habrá que acudir a un proceso judicial donde se nombrarán peritos que valorarán los bienes y donde un tercero, denominado contador partidor, elaborará una propuesta de Cuaderno Particional.

Aceptación de la herencia

Para que los bienes pase a formar parte del patrimonio del heredero éste debe aceptar le herencia. La decisión de aceptarla o no es irrevocable, tal como regula el al artículo 997 del Código Civil: “La aceptación y la repudiación de la herencia, una vez hechas, son irrevocables, y no podrán ser impugnadas sino cuando adoleciesen de algunos de los vicios que anulan el consentimiento, o apareciese un testamento desconocido”.

El artículo 998 del Código Civil nos dice que la aceptación de la herencia se puede realizar de manera pura y simple o a beneficio de inventario. Esto permite al permite al heredero aceptar la herencia sin tener que responder por las deudas y cargas hereditario. Con ello el heredero no arriesga que se vea afectado su patrimonio personal ajeno a la herencia.

El heredero no opta de inmediato entre aceptar puramente la herencia o repudiarla, puesto que, aún en el caso de que las deudas y cargas superaran al activo de los bienes hereditarios, nunca respondería con sus propios bienes de las deudas del difunto.

Aceptación de herencia El artículo 1.000 del Código Civil establece que en cualquier caso la herencia se entiende aceptada:

  • Cuando el heredero vende, dona o cede su derecho a un extraño, a todos sus coherederos o a alguno de ellos.
  • Cuando el heredero la renuncia, aunque sea gratuitamente, a beneficio de uno o más de sus coherederos.
  • Cuando la renuncia por precio a favor de todos sus coherederos indistintamente; pero, si esta renuncia fuere gratuita y los coherederos a cuyo favor se haga son aquellos a quienes debe acrecer porción renunciada, no se entenderá aceptada la herencia.