¿Qué son las tarjetas revolving?

Además de las tarjetas de crédito convencionales, muchas entidades proponen tarjetas de pago aplazado o tarjetas revolving. Ojo y cuidado con los riesgos que son muchos.

Las tarjetas revolving son unas tarjetas de crédito que solo tienen la opción de pago aplazado, es decir, todas las compras que se paguen usando una de ellas se aplazarán con sus correspondientes intereses, obligando al usuario a estar permanentemente endeudado sin necesidad. Existen varias formas de pago:

Pagar una cantidad fija mensual. El cliente fija el importe que quiere pagar cada mes con independencia del gasto mensual de la tarjeta. El importe a pagar siempre es el mismo y si el gasto es mayor, se acumulará en el crédito dispuesto

Pagar un porcentaje de la deuda pendiente. En este caso el consumidor paga cada mes un porcentaje del crédito consumido, con una cuantía mínima por recibo.

En este tipo de tarjetas es muy importante informarse de cómo va a amortizarse la deuda, y la primera elección es en qué plazo.  Si se opta por el pago total en cualquier fecha que elijamos las entidades no suelen cobrar intereses. Pero si el pago es a plazos se generan intereses, los cuales suelen ser bastante altos.

Las entidades animan a usar este tipo de tarjetas pero realmente no informan de sus peculiaridades. Te aconsejamos que las evites ya que te obligan a estar endeudados sin necesidad. Si en tu entidad te han ofrecido este tipo de tarjeta o si estás pensando en usarla, nosotros podemos informarte de sus riesgos.

Si estás harto de pagar cuotas y cuotas y ver cómo la deuda no baja, llámanos y podremos asesorarte de cómo poder anular la tarjeta y solo pagar por lo que realmente has gastado, evitándote así el pago de los intereses. Puedes encontrarnos, como siempre, en el teléfono 653 39 49 79, escribirnos a luis_gallardo_derecho@hotmail.com o visitarnos, mediante cita previa. Estamos en Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz.