Archivado con la Etiqueta: abogado

Separación de bienes y liquidación de sociedad de gananciales

Cuando se está preparando una boda uno de los aspectos que suele salir a relucir es el tipo de régimen en que las parejas pueden casarse: el de gananciales y el de la separación de bienes. 

El objetivo de la separación de bienes no es otro que la pareja pueda proteger su patrimonio antes y después del matrimonio. La separación de bienes es, fundamentalmente, un régimen económico matrimonial. Por lo general, el régimen de separación de bienes es el elegido por aquellas parejas cuyos miembros quieren tener la garantía de que, en caso de producirse un divorcio, van a conservar la totalidad de su patrimonio propio.

La separación de bienes se centra en cualquier propiedad, real o personal, adquirida tanto antes del matrimonio como durante el mismo, así como por donación o herencia durante el matrimonio, o durante el matrimonio con fondos de propiedad. Además, cualquier ingreso hecho de la propiedad separada de un cónyuge durante el matrimonio generalmente también se considera dentro de la separación de bienes.

Es posible que a la hora la elección de este régimen económico cause polémica dentro de la pareja, ya que cuando te casas lo haces todo por amor, un amor ciego e infinito (aunque esto lo dejaremos para otro momento :)).

Cuando se quiere hacer una separación de bienes, debes registrar lo que se conoce como “capitulaciones matrimoniales”. Se inscribe en el Registro Civil junto con el matrimonio.No es más que un documento, que se firma ante notario, necesario si se quiere optar por este tipo de régimen. Se puede hacer antes o durante el matrimonio. Al fin y al cabo, es un contrato y, como tal, se puede establecer, modificar o sustituir siempre en base a su régimen económico.

Para llevarlo a cabo es necesario:

1. Ir a una notaría para redactar, con ayuda siempre de un abogado espero, el documento.

2. Entregar el documento al notario y, si la pareja no se ha casado debe saber que tiene un plazo inferior a 12 meses para que no pierda la validez.

3. Inscribirse junto a su pareja en el Registro Civil bajo el régimen de separación de bienes.

La liquidación de gananciales

Como ya hemos hablado antes, la otra opción cuando te casas es hacerlo en régimen de gananciales. Pero puede ocurrir que el matrimonio no haya llegado a buen puerto por lo que hay que realizar la liquidación de gananciales. Esto ocurre cuando:

1. El matrimonio se disuelve

2. Es declarado nulo

3. Se acuerda una separación legal

4. Ambos cónyuges convengan un régimen económico distinto en la forma prevenida en el Código Civil.

Mediante la sociedad de gananciales, los cónyuges ponen en común las ganancias y beneficios obtenidos por cualquiera de ellos durante el matrimonio. 

La liquidación de gananciales podrá efectuarse en dos momentos diferentes: Durante el divorcio o Con posterioridad a éste. Y se puede hacer o bien, de mutuo acuerdo o de forma contenciosa.

Debes saber que el reparto de bienes gananciales no es automático sino que se reparten en el mismo momento en que se lleva a efecto la liquidación del régimen de gananciales.

A partir de la sentencia de divorcio, la sociedad de gananciales queda disuelta, de forma que los bienes y deudas que adquiera a partir de ese momento cada uno de los cónyuges serán privativos.

Como veis es un tema complejo que requiere de una persona experta para hacer frente. Si esta es tu situación y estás buscando abogado puedes ponerte en contacto con nosotros:

📞 📞 653 39 49 79
📧📧luis_gallardo_derecho@hotmail.com
🏠🏠Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz

Cuáles son las comisiones más cara de los bancos

Los bancos cobraron en comisiones a sus clientes más de 20.000 millones de euros en 2018. Por lo que se estima que cada consumidor paga una media de 200 euros en costas a su banco por los servicios más básicos

La comisión de mantenimiento es la más cara de las comisiones de una cuenta, con una media de 53 euros anuales. Por otro lado, la comisión por descubierto, es otra de las comisiones bancarias con un precio más alto. Suelen cobrar un mínimo de 12,70 euros, además de 30 euros por reclamación de posiciones deudoras.  Estas comisiones podrían eliminarse de los contratos de cuentas corrientes y tarjetas, por lo que ya no se podrían cobrar dichos cargos a los clientes.

La comisión mínima por transferencias en la zona euro que aplican los bancos es de media de 2,30 euros por transacción, mientras que las que se realizan en otra divisa pueden superar una comisión de entre 20 y 30 euros.

Otra comisión a tener en cuenta es la que los bancos cobran al retirar efectivo en cajeros ajenos. Si se trata de cajeros nacionales, se cobrarán en la mayoría de casos la comisión que aplique el cajero, mientras que si se retira en un cajero internacional, la comisión mínima media es 2,60 de euros.

Por no hablar de las comisiones de las tarjetas con un coste medio de 22 euros. La mayoría de los bancos tradicionales permiten eliminar alguna de las comisiones no sin nada a cambio. Por lo general, el cliente debe vincular la nómina, los recibos o realizar movimientos en la cuenta.

En el caso de las cuentas online, esto cambia, ya que hay muchas que están exentas de comisiones. Pero siempre aconsejamos leer la letra pequeña, por lo que pueda pasar.

Si se encuentra en esta situación debe saber que puede ponerse en contacto con este despacho para recibir asesoramiento gratuito y puedes encontrarnos en el teléfono 653 39 49 79, en la dirección de correo electrónico luis_gallardo_derecho@hotmail.com o en la Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz.

Qué hacer después de sufrir un accidente de tráfico

Quizás te has hecho muchas veces esta pregunta y es que, sabrías qué hacer después de sufrir un accidente de tráfico.  Los atropellos a peatones representan el 20 por ciento de la mortalidad por accidentes de tráfico, por lo que son más frecuentes de lo que parece. Muchas veces vamos distraídos y, además, la llegada de los móviles, lamentablemente, incrementa las distracciones al volante, lo que aumenta el riesgo de atropellar a un peatón si no prestamos la suficiente atención a la carretera en ciudad. 

Por desgracia ninguno estamos a salvo al cien por cien de vernos involucrado en una situación así. Así que lo más importante si te encuentras implicado en una situación así debes saber que para poder reclamar una compensación se necesitan seguir unos pasos.

Para muchos existe un gran desconocimiento de cómo actuar si estás implicado en un atropello. Nosotros vamos a intentar explicarlo en este artículo.

En cualquier accidente, lo primero que hay que hacer es llamar al 112 para que los afectados reciban la atención médica oportuna. Además también debes llamar a la Policía, para poder establecer la culpabilidad de las partes, algo vital si se quiere reclamar. Es muy importante buscar testigos que corroboren los hechos así como hacer un informe médico para presentar como prueba ante el juez de las lesiones sufrida.

Muchas veces, los accidentes terminan en los juzgados y es por ello que te aconsejamos que contactes con un abogado. Un profesional siempre será capaz de resolverte todas las dudas así cómo actuar de la mejor manera posible. Lo que sí es cierto es que, en cualquier caso, será mucho más fácil para el afectado estar acompañado de un experto en la materia.

Nosotros trabajamos para ello así que siempre que quieras puedes encontrarnos en teléfono 653 39 49 79, en la dirección de correo electrónico luis_gallardo_derecho@hotmail.com o en la Calle Obispo San Juan de Ribera número 9, 2º i. Badajoz. Siempre estaremos encantados de colaborar con ustedes.

Cómo actuar tras un accidente de tráfico

Un accidente de tráfico siempre es un momento molesto para las personas que lo sufren. Si se trata de un tema leve, en el que no hay heridos de gravedad, uno mismo puede actuar y comenzar el procedimiento para que todo se arregle de la mejor manera posible pero, ¿sabrías qué hay que hacer si te pasa?

Antes del accidente pueden pasar varias cosas: Que haya acuerdo o no entre ambas partes.

Si hay acuerdo entre las partes, una vez pasado el susto, trate de alcanzar un acuerdo con el otro conductor implicado para cumplimentar “el parte amistoso de accidente” . Esto lo facilitan las compañías de seguros.

Si no hay acuerdo entre las partes. En este caso el procedimiento es más complejo. En primer lugar debe llamar a los agentes de seguridad que se encargarán de hacer el atestado. Aún así deberá tomar fotografías del momento y hablar con testigos del mismo por lo que pudiera pasar en un futuro.

Después del accidente:

Hay que dar parte a la compañía de seguro. Para ello tienes un plazo de 7 días.

Si no es culpable de accidente y ha sufrido lesiones lo primero que tiene que hacer es contactar con un abogado. El profesional le dirá cuál es la cantidad que hay que reclamar, la procedencia de iniciar o no acciones judiciales, la viabilidad de interponer una denuncia contra la persona…

En este momento es tan importante la presencia de un profesional que no deberías aceptar la visita del médico de la compañía contraria sin que lo sepa su abogado. Asimismo, tampoco deberás aceptar una indemnización sin consultarle al letrado.

Es muy importante tener un buen asesoramiento para que no haya ningún problema a posteriori. Por ello, desde Luís Gallardo Abogados podemos ayudarte siempre que lo necesites. Llámanos sin compromiso y te asesoraremos de la mejor manera posible.

¿Qué hago si recibo una herencia?

El tema de las herencias es uno de los más complicados en los que a derecho y familia se refiere y son muchas las dudas que surgen después de todo lo relacionado con el impuesto de sucesiones.

En Extremadura, como ya dijimos hace unos días en nuestras redes sociales, desde el año 2015 existe una ley que prácticamente exime de pagar a los herederos directos que obtengan menos de 175.000 euros, sin embargo, y a pesar de ello, el número de renuncias a herencias ha aumentado en nuestra comunidad.

Es por ello que pensamos la importancia que tiene contar con un buen abogado especialista en estos temas ya que son muchas las dudas que pueden surgir, desde cómo repartirla, cuáles son los diferentes impuestos… Es necesario saber que en España los impuestos no son los mismos en todas las comunidades autónomas.

A la hora de hablar de herencias tenemos que tener en cuenta una serie de cuestiones. Por ejemplo, es necesario saber que es recomendable hacer un testamento y que es un proceso rápido además de sencillo y económico para evitar rencillas entre los herederos.

Una herencia se divide en tres partes, aunque hay que tener en cuenta que existen excepciones en los derechos forales de algunas CC.AA. La primera es el tercio de legítima, que se reparte entre los hijos a partes iguales. La segunda parte es el tercio de mejora, que se debe repartir también entre hijos y descendientes, pero no necesariamente a partes iguales. El último tercio es el de libre disposición, que puede dejarse a quien se desee, sea o no familia.

Cierto es que puede surgir la duda entre herencia y donaciones. La diferencia es sencilla, la herencia se realiza una vez que la persona fallece y la donación se realiza en vida. Hay que tener en cuenta que las condiciones fiscales de las herencias pueden ser más favorables debido a que cabe la posibilidad de que puedan aplicarse ciertas reducciones en la base liquidable y bonificaciones en la cuota a abonar, bien sea por motivos de edad o parentesco.

Son muchos los puntos a tener en cuenta entre una herencia y una donación y, para ello, lo mejor sería contactar con buen abogado, por lo que desde Gallardo Abogados estamos a vuestra enterea disposición para aclarar todas las dudas con respecto a este tema.

¿Cómo reclamo si tengo una deuda?

Una deuda siempre es importante y es necesario saber cómo debemos actuar para reclamarla.

En primer lugar hay que saber que se puede hacer de dos maneras. Por vía extrajudicial , es decir, intentar cobrar la deuda acudiendo al deudor y exigiéndole el abono de la misma. Por vía judicial, es el juzgado el encargado de llevarlo a cabo.

Es importante presentar la documentación necesaria para demostrar la existencia y veracidad de la deuda y es necesario tener en cuenta que la deuda debe haber vencido, esto es, pasado el plazo de compromiso de pago o un tiempo prudencial. Siempre se acude a la vía judicial cuando no se ha podido solucionar por la vía de la negociación.

Según la Ley de Enjuiciamiento Civil Española existen cuatro vías para reclamar judicialmente la deuda:

Procedimiento monitorio:
Es la forma de reclamar una deuda más sencilla así como el procedimiento más ágil, económico y a la postre eficaz. Este procedimiento no es necesario hacerlo con asistencia letrada si la reclamación es inferior a 2.000 euros. Este proceso sirve para reclamar cantidades sin límite de cuantía.

Procedimiento declarativo verbal u ordinario
Este procedimiento se usa cuando las cantidades son inferiores a seis mil euros se usa el verbal y si son superiores a la cantidad de seis mil euros, el declarativo ordinario. Es necesario saber que el inicio de estos procedimientos es mediante demanda y que precisa de abogado y procurador, si la deuda es superior a dos mil euros.

Procedimiento cambiario
Es un procedimiento ejecutivo que una vez se acredite un cheque o pagaré y que actúa para su cobro contra los bienes del deudor.

Ejecución de título no judicial
En este caso la deuda viene recogida por ejemplo en unas escrituras públicas. El procedimiento a usar es el de ejecución de título no judicial y se actúa sobre los bienes del deudor.

Es necesario saber que si usted está en esta situación y necesita reclamar una deuda puede ponerse en contacto con Luis Gallardo Abogados y le atenderemos personalmente como hacemos con cada uno de nuestros casos. Para nosotros siempre es un placer ayudar a cada persona a conseguir su objetivo.

¿Y si soy uno de los afectados por la cláusula suelo?

Como todos sabemos son muchos los afectados por la cláusula suelo que todavía tienen dudas sobre la eliminación y devolución de los intereses pagados de más por las cláusulas suelos. Aunque, como sabéis, podéis acudir a nosotros y estaremos encantados de atenderos os daremos unas claves.

En primer lugar hay que saber si nuestra hipoteca está afectada por la cláusula suelo. Es un paso muy sencillo, simplemente cogiendo el recibo del banco se puede saber si estamos afetados por ellos. Hay que mirar el tipo de interés que aplican: si supera el valor del Euribor más el diferencial (estará en el contrato), es que la hipoteca tiene suelo.

Seguidamente es necesario presentar por escrito una reclamación a la entidad mediante burofax o entrega sellada para dejar constancia expresa de la fecha de la reclamación y su contendido. Asimismo se debe exigir el pago inmediato integro de todas las cantidad pagadas desde la firma de la hipoteca, sin aceptar nada de lo que propongan. Es necesario saber que la gente que tiene cláusula suelo debe reclamar sí o sí ya que el banco no te va a devolver nada que no se haya reclamado.

Es necesario saber que, en teoría, se pueden reclamar al banco intereses sobre el exceso cobrado. Lo que sucede es que esta petición, en la práctica, solo se hace cuando todo ha trascendido ya a instancias judiciales, es decir, cuando se ha presentado la demanda y el banco ha sido condenado. Entonces si se pueden reclamar los intereses.

La cantidad que se puede recuperar es muy variable, y va a depender de muchos factores, como el porcentaje de suelo, el importe de la hipoteca o, sobre todo, los años.

Como veis en teoría no es un proceso complicado pero lo que es necesario es contactar con un abogado para poder llegar hasta el final y conseguir todo lo que el banco nos reclamó en su día de manera no muy limpia.